El Athletic de Madrid finalizó la competición como campeón invicto: 5 victorias y un camiseta barcelona empate. Fred Pentland hace su debut como entrenador del Athletic. El primer torneo de la temporada fue, como de costumbre, el Campeonato Regional Centro, al que aquel año se unió a los equipos ya habituales la Tranviaria. El Athletic venció ampliamente a la Gimnástica por 6-1 y, en caso de empate entre Racing y Madrid, se hubiese jugado una liguilla de desempate entre los tres equipos. En el mes de enero de 1910 se vistió por primera vez el Athletic Club con la camiseta rojiblanca, paso que seguirían también los madrileños. En este campeonato se venció por vez primera al Madrid en competición oficial, el 30 de enero de 1909, por dos goles a cero en el campo del club blanco. 1.º Racing de Madrid 26 puntos (31 goles a favor y 15 en contra). Simeone maneja una lista de jugadores, entre los que destaca Iago Aspas (lleva 20 goles esta temporada con el Celta).

El 9 de mayo de 1926 se disputó la semifinal entre el Athletic de Madrid y el Celta de Vigo, en el estadio de Mestalla y a partido único. Además se regresó al estadio de Vallecas, que había mejorado sus condiciones en la hierba y en las gradas. Se jugó a las diez de la mañana en el campo del Athletic, y el resultado fue de seis a cero a favor del Madrid. El resultado se desconoce. En ella, una victoria del Racing y otra del conjunto rojiblanco hubiese provocado un triple empate con el Madrid, que obligaría a jugar partidos de desempate. Los cuatro equipos participantes (Madrid, Athletic, equipacion barça Español y Gimnástica) estuvieron muy igualados y ofrecieron encuentros muy emocionantes. Aquel año se jugó el Campeonato Mancomunado Castilla-Sur, en el que participaron los equipos: Athletic Club de Madrid, Deportivo de Madrid, Sevilla, Valladolid, Madrid y Betis. «El Athletic se cita con la modernidad». «El Atlético se sumerge en el caos». Atlético. En el minuto 52, Movilla sirvió a Stankovic a la izquierda tras un córner, el yugoslavo centró de rosca, Carreras cabeceó al larguero y Coloccini empujó el rechace también de cabeza. En el minuto 44, Dely Valdés, de penalti, marcó el primer gol malaguista.

Y después, en el minuto 10, el gol. Muchos años después, se demostraría que la fórmula adoptada era a todas luces errónea. Pero en medio de esos incendios, hay algo que inquieta en el club. Jugándose el tipo por conseguir que le llegase un balón en condiciones medio decentes para poder rematar. Un centro de Valera que el Kun no acierta a rematar en el área pequeña, pero el balón queda franco para el Toto que, llegando desde segunda línea, marca de nuevo. Se va Ceballos cedido al Arsenal con más ganas que pena y con la idea de que es absurdo adoptar la actitud de Bale. La cosa había empeorado pero O’Connell siguió un año más, en el que el Barça ganó la Liga Catalana (ya no había suficientes equipos para llamarla Liga Mediterránea) y la Copa de Catalunya. Seguramente nadie desde la grada rojiblanca jalea al Barça pensando en el mal del Real Madrid. Destacaron las cinco victorias consecutivas conseguidas en esta segunda vuelta, incluida la victoria ante el Real Madrid C. F. en San Mamés por 1-0, con un golazo de cabeza de Aritz Aduriz.

Las exigencias del costarricense para marcharse han provocado que siga en la plantilla y Zidane, que siempre miró con complicidad al tico, terminará claudicando ante la evidencia de los hechos: Keylor es a día de hoy mejor portero que Courtois. Con respecto a la propuesta que ha circulado de que los jugadores renuncien a parte de su sueldo, Seiffert dijo que es esa posibilidad es algo que tiene que evaluar cada club. Aun habiendo problemas con los salarios atrasados de los jugadores y el cuerpo técnico, el equipo no dejó en ningún momento de estar entre los dos primeros puestos de la tabla, siendo líder hasta en cuatro ocasiones. Julián Ruete, durante sus siete años de presidencia, había vivido por y para el Athletic, dejando de lado su trabajo, su familia, sus amigos, su vida y en ocasiones hasta su salud. Durante los primeros años del fútbol en España, los clubes no contaban con la figura de un entrenador, siendo el capitán el responsable de preparación del equipo y la confección de las alineaciones.